fbpx

Sabemos que la adolescencia es una etapa llena de complejidades y dificultades; el más paciente y sabio ha querido tirar la toalla y retirarse del escenario del conflicto en muchas ocasiones; pero eso no es motivo de preocupación sino de ocupación.

En la etapa de la adolescencia se experimentan transformaciones que, para algunos chicos, son difíciles de manejar. Responder adecuadamente a los cambios y emociones nuevas depende de muchos factores. Por eso hoy te compartimos 5 tips para ayudarte a guiar a tu adolescente en la regulación de estas emociones.

  1. Entenderse uno mismo, con sus fortalezas, debilidades, estados de ánimo, emociones e impulsos.
  2. Pensar antes de actuar. Controlar nuestras propias emociones e impulsos.
  3. Motivación. Persistencia en el logro de los objetivos propuestos. Buscar nuestros sueños.
  4. Empatía. Entender las necesidades, sentimientos y problemas de los demás.
  5. Relaciones sociales. Manejar adecuadamente las relaciones con los demás y eso depende de nosotros mismos.

Estas estrategias de inteligencia emocional son altamente recomendables para guiar el desarrollo durante la adolescencia; y por supuesto que ellos no están solos, los padres, ustedes, la escuela y los guías, nosotros, debemos ayudar y colaborar durante el proceso.

La regulación de las emociones es tan importante como el resto de los aprendizajes que desarrollamos a lo largo de nuestra vida. Por eso es que esta breve lista de estrategias te ayudará a entender claramente por dónde puedes empezar. Por supuesto que la información no es exclusiva para ti y puedes compartirla directamente con tu adolescente.

Estos consejos van de lo exclusivamente individual y personal, a lo colectivo e interpersonal; es decir, desde el trabajo sobre uno mismo hasta la forma en que se desarrolla, se desenvuelve y se relaciona con los otros.

También hay que  decir que estos consejos no son todos los existentes pero son una excelente forma de comenzar el trabajo; tampoco son para ser identificados una vez sino para reconocerlos y estar atentos a su práctica constante. Sólo eso permitirá un trabajo adecuado con la inteligencia emocional.

Podemos decir que el conocimiento de éstas estrategias es el primer paso  que debemos dar encaminados al logro de nuestros adolescentes, su correcta regulación emocional y su desarrollo sano.

Pin It on Pinterest

Share This