fbpx

Desde marzo de 2020 las diferentes universidades de nuestro país y el mundo se vieron en la necesidad de cerrar los campus para adecuar sus actividades académicas al entorno digital. Esto generó diversas reacciones en el aprovechamiento académico de los alumnos pues, en realidad, no todos fueron capaces de adaptarse a esta modalidad; lo anterior nos dejó ver que aún hay mucho que trabajar para entender al máximo los beneficios de la era tecnológica y optimizar algunos elementos de la educación virtual.

Así mismo, dados los resultados de la experiencia pandémica en las sociedades de todo el mundo, las universidades han comenzado a modificar muchos de los programas académicos que se han ofertado en los últimos años. Tanto en licenciaturas como en ingenierías, adaptar y emplear nuevos contenidos y herramientas educativas ya es una tendencia en respuesta a la demanda de múltiples y nuevos factores sociales.

De esta forma, las universidades y el mundo laboral requieren un perfil con nuevas habilidades, roles y competencias luego de los impactos de la pandemia. La digitalización del mundo laboral ya es una realidad y se requieren “personas capaces automatizar procesos para que, por medio de herramientas tecnológicas, la operación de las organizaciones sea más productiva, se mejore la distribución y sean más eficientes”.

La nueva realidad nos exige perfiles orientados a las tecnologías de punta, ya no basta el conocimiento de programas e internet. Los entornos virtuales ahora son más necesarios, por lo que diversas profesiones han sido revaloradas al mismo tiempo que aparecen nuevas ofertas profesionales.

Algunos ejemplos son: especialistas en Gestión Digital del Talento, especialistas en posicionamiento SEO on page y off page o encargados de la arquitectura de la web, Adverstising/SEM para campañas publicitarias, especialistas en Inbound Marketing para detectar compradores en potencia, especialistas en Social Media y Community Managers para estrategia en redes, especialistas en analítica y Big Data para trabajar con datos globales en la toma de decisiones en las empresas, Data Scientist: Datos e inteligencia artificial en el trabajo científico, especialistas en Ciberseguridad, etc.

La demanda de nuevas profesiones también se fija en las profesiones enfocadas en la ingeniería energética (energías renovables) en respuesta a los problemas mundiales de esta índole; la farmacéutica, que responde a cuestiones de salud que hoy en día ponderan en cualquier parte del mundo para la creación de vacunas y nuevos medicamentos; los enfoques humanistas y científicos jugarán un papel determinante en la nueva manera de relacionarnos con el mundo y como sociedad.
Las ciencias políticas y económicas apuntan a un nuevo horizonte en el que las formas de desarrollo se adecúen a un nuevo orden en la manera de vivir, en el que se dejen de lado los indicadores financieros y avocarse a los ingresos de las familias.

Por todo lo anterior, la manera de reconocer la educación es un reto para las instituciones educativas, ofertando líneas de trabajo que formen y respondan a los nuevos roles sociales.

Pin It on Pinterest

Share This