fbpx

Las vacaciones de verano suelen ser el momento del año en que queremos olvidarnos por completo de la escuela y no saber nada de tareas o proyectos; sin embargo, hay procesos cognitivos que es importante mantener vigentes en nuestros hijos, sin importar fechas, grados académicos o periodos de receso escolar.

Uno de esos importantes procesos es el del razonamiento lógico matemático, que es clave para el desarrollo de la inteligencia matemática y la conceptualización de la lógica numérica.

Aquí te compartimos algunas estrategias para que tus pequeños sigan aprendiendo matemáticas durante las vacaciones, en una forma muy divertida.

Tardes de juegos

Permítele ser el Banco mientras juegan Monopoly, usar dinero didáctico ayuda a desarrollar el cálculo mental.

Vamos a construir

Un reto de Legos permitirá que tu hijo cuente, agrupe, mida y clasifique. Hazle preguntas retadoras como ¿cuántos legos usaste para construir?, o ¿cuántos legos pequeños necesitan para formar una torre del tamaño de tu pie?

Ejercicio y conteo

Establece sencillas rutinas de ejercicio y usa las matemáticas para competir, por ejemplo una competencia de saltos de longitud o de saltos con la cuerda.

Vamos a cocinar

Durante la elaboración del desayuno o la merienda, tu hijo puede involucrarse pesando los ingredientes o calculando porciones con una taza medidora.

La aplicación de estas sencillas actividades permite que los niños comprendan que las matemáticas no solo están en la escuela y en los libros, sino que tienen una aplicación práctica en su vida cotidiana y nos ayudan a resolver situaciones reales.

Pin It on Pinterest

Share This