fbpx

A lo largo de la historia de la educación en México, como en cualquier parte del mundo, siempre ha existido la responsabilidad de cubrir las necesidades y dar solución a las problemáticas que obstaculizan el desempeño que se pretende alcanzar en el conocimiento y en el ejercicio de la enseñanza – aprendizaje.

Las transformaciones y adaptaciones siempre han sido una característica constante de cualquier aspecto personal y social. En el medio académico suceden cambios de grado y de nivel académico o bien de sistema educativo, la adaptación a una diversidad de estilos de enseñanza o las adecuaciones a comunidades escolares con diversos rasgos en su interacción diaria.

Adaptarnos y beneficiarnos de las técnicas de la información y la comunicación a través de los diferentes soportes tecnológicos, tanto a profesores como alumnos, nos permite redescubrir los beneficios para optimizar nuestras responsabilidades: educación y aprendizaje a distancia, distribución del tiempo, programación de actividades personales, o bien, tener al alcance de un clic infinitud de información necesaria. Esto es más evidente en este ciclo escolar , que en los anteriores, a causa de los confinamientos por la pandemia del SARS-CoV-2.

El desarrollo de la ciencia y la tecnología siempre han justificado su existencia en la búsqueda de beneficios para los seres humanos, en la constante necesidad de eficiencia, efectividad, mejora, y para garantizar un desarrollo pleno e integral, en los individuos como en la sociedad; los educadores brindamos apoyo en su aprecio, uso y entendimiento.

La diversificación tecnológica, en todos los ámbitos de la vida, rompe con paradigmas y evoluciona ideas que se convierten en las nuevas propuestas profesionales para el futuro de los adolescentes. Tanto empresas como universidades necesitan estar a la vanguardia de las nuevas tecnologías para mantener su competitividad en el mundo.

La orientación educativa se ha consolidado como una herramienta imprescindible en la comprensión del conocimiento ya que con el uso de las TIC´s la manera de producir, enseñar, aprender y comunicar, plantean nuevos horizontes en la educación y el desarrollo social; a la par, la orientación vocacional con el aprovechamiento de los recursos tecnológicos es un elemento fundamental en los proyectos de vida de los estudiantes.

Hacer uso de recursos tecnológicos para enfrentar este momento crucial de elegir una profesión, es una respuesta a las situaciones presentes en las que el confinamiento no puede detener dichos procesos vitales.

Por ello, la implementación de pruebas digitales especializadas y programas profesiográficos que manifiestan los valores, intereses y gustos profesionales, respaldadas por conferencias virtuales, testimonios, asesorías universitarias personalizadas, sesiones informativas con la oferta educativa de múltiples universidades humanistas, científicas y tecnológicas (streaming), les otorgan a los alumnos autorreconocimiento, certeza y seguridad a su decisión.

La aplicación y seguimiento puntual y exacto de la orientación vocacional conlleva una gran responsabilidad porque de ello depende la trascendencia del bienestar en nuestros individuos, conformándolos así, como una parte fundamental de la sociedad humana.

Pin It on Pinterest

Share This