fbpx

A medida que los niños crecen su capacidad de atención mejora. Pero la concentración no es solamente cosa de la edad, también se puede ejercitar y nutrir. Que tu hijo posea la capacidad de atender no quiere decir necesariamente que sepa o pueda concentrarse.

Si tu pequeño se distrae con facilidad pon en marcha estas estrategias para mejorar su nivel de atención.

  • Algunas alternativas son juegos y ejercicios para mejorar la concentración: los rompecabezas son un excelente ejercicio de observación que exigen una gran concentración al mirar las piezas.
  • Copiar dibujos implica fijarse mucho en los detalles. Los dibujos con números le obligan a fijarse y unir las líneas o colorear de acuerdo a lo indicado.
  • Los juegos de memoria o juegos de parejas también requieren mucha atención. Los juegos de buscar diferencias ejercitan la atención sostenida.
  • Relacionar textos con dibujos o colocar una tira cómica en el orden adecuado es divertido y ayuda a la concentración.
  • Aprender la letra de canciones o poemas es también un buen entrenamiento.
  • Las sopas de letras también se resuelven con mucha atención.
  • Los laberintos son divertidos y necesitan atención e inteligencia espacial.
  • Los mandalas para colorear son un excelente ejercicio de concentración.
  • Los dibujos abstractos muy complejos, con muchas casillas pequeñas.
  • En general, todos los juegos como naipes, dominó, juego de la oca, o parchís, unen.

¡Inténtalo! ¡Te aseguro que alguna de estas opciones te ayudarán!

Pin It on Pinterest

Share This