fbpx

El juego se concibe como la forma natural en que los seres humanos aprenden las habilidades y conocimientos de su cultura; es así que los niños, a través de las experiencias que viven en sus juegos, utilizan conceptos de su entorno que les permiten interiorizar diversos conocimientos como principios matemáticos de clasificación, orden, distancia y medición, entre otros. También fomentan la capacidad de investigación, resolución de problemas, incremento del vocabulario y la transmisión fluida y estructurada de su pensamiento.

Estos aprendizajes no se adquieren de forma aislada, sino que están relacionados con todo el proceso cotidiano de aprendizaje y representan una búsqueda creativa presente en toda la infancia de los seres humanos. Este aprendizaje, que es parte de su vivir cotidiano, debe ser favorecido en el niño, ya que le permitirá la flexibilidad del pensamiento.

El ser humano se concibe como una totalidad, por lo que cada actividad, pensamiento o relación que establezca el niño, hace que de manera integral se ponga en acción; es decir, todo él, tanto física como mentalmente, se encuentra realizando procesos cognitivos y motores que ponen en marcha todo ese complejo mundo interno que, en la medida que se favorezca, será el diferenciador en el aprendizaje y desarrollo de habilidades de cada uno de los niños.

Resulta indispensable otorgar al juego el valor que tiene en el aprendizaje de los niños, ya que son innumerables los beneficios de aprendizaje que se generan en un ambiente de diversión, relajamiento, descanso, sin premios ni consecuencias para una vida formal.

El juego, como actividad en la que confluyen los aprendizajes del niño y la diversión, permite el desarrollo más amplio y valioso. El entretenimiento no es exclusivo de las actividades improductivas pues también está presente en este proceso y por eso es motivo de nuestra atención.

En el Instituto Cenca sabemos de su preponderancia y por eso procuramos dejar que los niños se desenvuelvan y consoliden sus aprendizajes a través de él. En la medida que todos los que conformamos el contexto del niño sepamos de la importancia del juego podremos involucrarnos de manera efectiva.

Les invitamos a jugar y fomentar el juego entre los niños, siempre hay grandiosos aprendizajes a la vuelta de la diversión.

Pin It on Pinterest

Share This