fbpx

Es inevitable que los niños en edad preescolar hagan berrinches o manifiesten efusivamente sus emociones, es la forma en que ellos comienzan a expresar lo que les provoca malestar.

Cada caso es diferente, además, el berrinche es una experiencia desesperante y frustrante tanto para los niños como para el familiar que esté en ese momento con el pequeño.

Cuando vivimos un episodio de berrinche sentimos que todo se sale de control, llegamos a pensar que lo que estamos haciendo por educar a nuestro hijo no sirve de nada y tomamos decisiones drásticas que en lugar de ayudar parecen empeorar la situación.

Por eso queremos hacerles saber que no están solos y, para enfrentar estos episodios difíciles, les dejamos 10 recomendaciones que les permitirán acompañar y guiar de manera positiva a sus hijos en situaciones como esta.

  • No hagas berrinche con tu pequeño.
  • No compitas con él.
  • No trates de razonar con él en ese preciso momento.
  • No le pegues.
  • Déjale hacer el berrinche pero cuídalo.
  • No te burles.
  • Cuida la integridad de tu hijo, retírate del lugar con él si es necesario.
  • Si se priva no te asustes, ayúdale a volver.
  • Cuando se tranquilice tengan una plática amena y firme.
  • No cedas.

Recuerda que los berrinches no son tu culpa y ante una situación de estas recuerda que tú eres el adulto y ningún berrinche podrá más que tú, así que nunca pierdas la calma.

Pin It on Pinterest

Share This